Viedma
Facebook Twitter RSS
Noticias
  Imprimir   |      Enviar a un Amigo   |     


14-09-2018 Todas las Noticias    
La fiscal pidió un “perfil psicológico” de Daiana
Este sábado 15 de septiembre se cumple un mes de la desaparición de Daiana Ginaro en Viedma. La Fiscalía reconoce que no tiene una línea fuerte de investigación y sostiene que, a pesar del tiempo, todavía podría estar en la comarca.
Daiana Ginaro  -

 Para intentar conocer cómo pudo actuar la joven de 15 años, pidieron un “perfil psicológico” de especialistas de Nación.


Ni las pericias informáticas, ni los testimonios de los familiares y amistades, ni las cámaras de seguridad, o las búsquedas con perros y buzos de prefectura, dieron ningún resultado que permita profundizar una línea de búsqueda de Daiana Ginaro, la chica de 15 años que permanece desaparecida desde el pasado 15 de agosto.


La fiscal Paula Rodríguez Frandsen, informó a VDM Noticias que inició trámites ante un organismo nacional para que se establezca un monto de recompensa y se realice un perfil psicológico de la menor para evaluar cómo podría haber actuado luego de alejarse voluntariamente de sus padres.


El pedido lo elevó hace unos 10 días atrás al Sistema Federal de Búsqueda de Personas Extraviadas y Desaparecidas del Ministerio de Seguridad de Nación.


Según explicó, el estudio lo realizan peritos psicólogos que viajarían a Viedma para ver el legajo y realizar entrevistas. “Hacen un perfil retrospectivo, un análisis para atrás, para estimar cómo estaba su ánimo, qué podría haber hecho y qué no, para determinar si es una persona con más tendencia a irse o a cometer un suicidio”, indicó.


El organismo al que pidieron estos últimos estudios es el mismo que realizó los contactos para enviar buzos de Prefectura Naval Argentina que llegaron desde Bahía Blanca y San Antonio y se retiraron este miércoles 12/9.


Por el momento, según informó Rodríguez Frandsen, la búsqueda sigue a través del Sistema Nacional, de la Brigada de Investigaciones y del personal de la Policía de Río Negro, de los datos que puedan aportar sus conocidos, de pedidos de informes a Instagram, del chequeo de cámaras de seguridad, el pedido de recompensa y el perfil psicológico.


Es difícil pensar que una adolescente como Daiana, cuyo rostro circula por todos lados, se pueda esconder sin dejar rastros ni llamar la atención durante 30 días, en una zona que no supera los 80.000 habitantes, entre sus principales localidades.


Para la fiscal, sin embargo, esa interpretación es una “creencia popular” y Daiana aún podría estar en la zona. “En el país existen miles de chicos menores de edad que viven y se arreglan solos, sin sus padres o a pesar de sus padres. Andan por la calle caminando y nadie les pide un documento. Más allá de la creencia popular de que no es posible estar escondido, la realidad es que sí”, dijo a VDM Noticias.


Rodríguez Frandsen argumentó que “mientras uno salga del sistema, no vaya a la escuela, no use tarjeta de crédito, no muestre el documento ni se ande paseando por la costanera, la realidad es que se puede estar escondido en Viedma, en la Comarca o en cualquier parte del país”.


“Uno quiere creer que no es fácil esconderse porque asusta un poco saber eso. Pero no es tan complicado. Obviamente, a una persona adolescente sin recursos le es más difícil que a una persona con recursos pero no es imposible” expresó aunque reconoció que “es más difícil estando en la comarca porque está más viva la imagen de ella acá que si se va a la Quiaca, por más que esté cargada en el sistema nacional”.


En el marco de la búsqueda de Daiana, hubo datos que orientaron la investigación al Alto Valle, a Pedro Luro, Patagones y Viedma. Para la fiscal todas las líneas que se trazaron desde un principio siguen abiertas, incluida la posibilidad de que haya atentado contra su propia vida.


“No puedo descartar ninguna hipótesis. El suicidio es una posibilidad que no puedo descartar mientras no pueda corroborar la otra, que es que está en algún lado sin querer volver” afirmó para señalar que no tiene indicios que indiquen ese destino. “Es una posibilidad que tengo que seguir para hacer un trabajo responsable. No es que voy al río porque los perros fueron hasta el río como ha ocurrido en otras causas de desapariciones”, aclaró.


El único punto que no entra en discusión para Rodríguez Frandsen es que Daiana “se fue porque quiso y por sus propios medios, cuando ella lo decidió”.


La última persona que la vio fue su papá. Según su relato, hubo una discusión familiar fuerte, ambos estaban en el auto, él se bajó a realizar una consulta con un abogado y al regresar la hija no estaba.


“Eso con seguridad. Qué pasó después es otro tema porque estando sin su familia y en la calle, está en una situación de riesgo”, añadió la fiscal.
Fuente: VDM Noticias



Ranking de notas
Más Leidas Más comentadas
Links
Cipolletti 24 Horas